23 de Noviembre de 2017
Máx. Min.
Tecnología 04 de Setiembre de 2017

Desarrollan prototipo inteligente para no desperdiciar productos químicos en aplicaciones frutales

“Nuestro prototipo propone, a través de sensores de ultrasonido, estimar el ancho de la planta y la altura y, en función de eso, se calibra automáticamente y mide la cantidad de litros de caldo por hectárea que tiene que utilizar”.

Tecnología 04 de Setiembre de 2017

Desarrollan prototipo inteligente para no desperdiciar productos químicos en aplicaciones frutales

“Nuestro prototipo propone, a través de sensores de ultrasonido, estimar el ancho de la planta y la altura y, en función de eso, se calibra automáticamente y mide la cantidad de litros de caldo por hectárea que tiene que utilizar”.

Montevideo – TodoElCampo – Fue desarrollado por graduados de la Universidad Católica del Uruguay un prototipo de atomizador inteligente para evitar el desperdicio de productos aplicados en árboles de fruta.

Bajo el título Una solución para el productor frutícola la Universidad Católica del Uruguay (UCU) difundió en su página web el desarrollo de un “prototipo de atomizador inteligente para no desperdiciar el producto químico aplicado en árboles frutales”.

“Al realizar aplicaciones fitosanitarias las plantaciones frutícolas, las máquinas atomizadoras calibran la cantidad de caldo (agua más producto fitosanitario) en función del monte de mayor vegetación”, explica la publicación.

Según la estimación “se coloca el producto químico a aplicar en las plantas frutales”, agrega y aclara que en el establecimiento de la familia Deleón emplazado en Rincón del Colorado (Canelones) el prototipo “es una realidad diaria”.

“Desde chico Ruben Deleon observa cómo, durante el proceso, se desperdicia producto químico que puede derivar en cauces de arroyos o ríos. Ante esta realidad para su trabajo final en la carrera de Ingeniería en Electrónica propuso, junto a Gabriel Vicente y Diego Medina, desarrollar un prototipo de atomizador inteligente”, narra la UCU en su web.

“Nuestro prototipo propone, a través de sensores de ultrasonido, estimar el ancho de la planta y la altura y, en función de eso, se calibra automáticamente y mide la cantidad de litros de caldo por hectárea que tiene que utilizar”, explica Ruben Deleon.

Además un sistema de GPS guarda en la memoria la información de la localización de la planta, lo que permite estimar las cantidades de producto fitosanitario aplicadas en cada lugar y así utilizar esta información para futuros riegos.

El prototipo se adapta a los atomizadores existentes, lo que permite que “el productor no tenga que comprar uno nuevo” y en “los análisis realizados vemos que el productor puede ahorrar hasta un 33 % del producto”.

El desarrollo fue realizado en conjunto con el INIA.

Ruben y Gabriel, en conjunto con la Facultad de Agronomía de la Universidad de la República y el INIA, presentaron una propuesta para continuar el proyecto por medio del fondo Innovagro.

(Fotos de UCU).

Compartir en: