17 de Octubre de 2017
Máx. Min.
Agricultura 11 de Octubre de 2017

Cualquier dificultad en cosecha sojera sudamericana podría variar precios internacionales

En la cosecha 2017/18 el “mercado climático” vuelve a preocuparse, con la posibilidad de ocurrencia del fenómeno La Niña al final del año.

Agricultura 11 de Octubre de 2017

Cualquier dificultad en cosecha sojera sudamericana podría variar precios internacionales

En la cosecha 2017/18 el “mercado climático” vuelve a preocuparse, con la posibilidad de ocurrencia del fenómeno La Niña al final del año.

Montevideo  – TodoElCampo –  Cualquier problema con la cosecha sudamericana de soja podría variar la perspectiva de los precios internacionales, escribió Carolina Barboza en uno de sus comentarios de la Consultoría en Futuros y Commodities INTL FCStone. La falta de lluvias en Brasil, el exceso de ellas en Argentina y la posible llegada de La Niña encienden una luz de atención sobre los futuros valores de la oleaginosa.

“Las condiciones de la oferta y la demanda mundial de la soja” siguen siendo “confortables” y dejan “un margen limitado para los aumentos de precios”, sin embargo en un marco comercial con “demanda caliente y oferta concentrada en pocos países, cualquier problema con la zafra de América del Sur en los próximos meses puede cambiar la situación” y causar incremento en los precios”, advirtió la analista y periodista de INTL FCStone.

Un reciente informe de la consultoría INTL FCStone difundió un documento en el que señala que “con la proximidad de fin de año, las atenciones del mercado de la soja empiezan a volverse hacia Brasil y Argentina, ya que estos dos países concentrarán la siembra de sus respectivas cosechas de la oleaginosa en los últimos meses” de 2017.

BRASIL: FALTA DE LLUVIAS.

En Brasil, la falta de lluvias en el centro sur del país a fines de setiembre “generó preocupaciones en los productores de soja en regiones claves, como Mato Grosso y Paraná, ya que la humedad normal del suelo durante la siembra temprana es esencial para el desarrollo de las semillas, además de disminuir las posibilidades de pérdida de las áreas sembradas”, aseguró Barboza.

Un pasaje de reporte de INTL FCStone añade que hay zonas que presentan “atraso” en el cultivo, pero eso no ha generado pérdidas importantes.

Por otra parte hay previsiones de “normalización de las lluvia” para octubre “lo que permitirá el avance de la siembra en estas regiones, además de la siembra en otros estados, señaló la especialista que también estimó que nuevamente la producción brasileña está más allá de 100 millones de toneladas.

ARGENTINA.

En Argentina la situación de “preocupación” se generó por “el exceso de humedad en el suelo debido al gran volumen de lluvias recientes” que “pueden retrasar la plantación”, estimó Barboza.

Ese “riesgo climático se da en un escenario en que ya se espera un ciclo con área menor en relación a la de la zafra 2016/17, siendo que la permanencia del impuesto de exportación a la oleaginosa en Argentina continúa dejando a los productores del país menos animados”.

También es de destacar “la preocupación por la posibilidad de que se produzca el efecto La Niña sobre finales de año, dado que el mismo tenderá a un clima más seco en la región sur de Brasil y Argentina durante la fase de desarrollo de las plantaciones”, escribió Carolina Barboza.

“A pesar de ello, los modelos matemáticos actualmente apuntan que, en caso de que ocurra el La Niña, éste debe ser clasificado como de baja intensidad”, recordó.

 

Fuente: Oficina de Prensa INTL FC Stone. En base a artículo de Carolina Barboza, periodista en la Consultoría en Futuros y Commodities INTL FCStone. Blog http://blog.intlfcstone.com.br/  

(Foto de Sputnik).

Compartir en: