22 de Setiembre de 2017
Máx. Min.
Vinicultura 26 de Julio de 2017

Crean botella de vino que no se derrama

La botella creada por Perlman de la Universidad de Brandeis, presenta un “diseño especial que evita que el vino se derrame al servir"

Vinicultura 26 de Julio de 2017

Crean botella de vino que no se derrama

La botella creada por Perlman de la Universidad de Brandeis, presenta un “diseño especial que evita que el vino se derrame al servir"

Montevideo – TodoElCampo – Fue creada una botella de vino que no se derrama evitando así desagradable manchas en el mantel o la mesa.

Parawine.com, un portal paraguayo especializado en vino informó que un biofísico estadounidense creó una botella que derrama lo justo y necesario y no mancha el mantel.

El mundo del vino se abre a una inmensa cantidad de circunstancias que envuelven este amor por la vid y todo lo que conlleva la cadena de procesamiento para que el delicado sabor de cualquier vino se ofrezca al paladar. Algunas anécdotas incluso son muy peculiares, como por ejemplo el método creado por un científico para que la botella no se derrame de más ni manche el mantel”, afirma el artículo del periodista Rubén Darío Lugo.

El biofísico en cuestión se trata de Daniel Perlman, de la Universidad de Brandeis.

El artículo señala que el profesional dedicó “tres años a investigar y tratar de solucionar uno de los mayores problemas de los últimos siglos: las botellas de vino siempre derraman al servir. Para ello aplicó sus conocimientos de física y creó una botella que no puede derramar más de lo que corresponde”.

La botella creada por Perlman presenta un “diseño especial que evita que el vino se derrame al servir, algo que podría salvar la ropa, los manteles y servilletas. Su obra emblemática se basa en una solución muy simple”, añade.

El científico dijo que cuando vio “una cámara lenta el flujo del vino por el pico de una botella al ser servido, y teniendo en cuenta que el cristal atrae el líquido, se le ocurrió bloquear el paso del vino por el cuerpo de la botella usando la fuerza de la gravedad”.

Para eso “realizó un corte de dos milímetros de ancho y un milímetro de profundidad en el pico de la botella, usando una herramienta de cortes con punta de diamante” y ahora el líquido “que intenta recorrer el pico de la botella y bajar por el cuerpo, se encontrará con una abertura, que le será imposible seguir fluyendo hacia arriba gracias a la fuerza de la gravedad. Al líquido no le quedará de otra más que seguir la corriente de vino dentro de la botella”, agrega el artículo.

Según comenta el periodista de Parawine.com, ahora sólo “queda nada más que algunos fabricantes inviertan en recrear este diseño en sus botellas, para sacar ventaja en torno al inconveniente de derramar de más le noble vino”.

 

Compartir en: