27 de Enero de 2020
Máx. Min.
Agricultura 13 de Enero de 2020

Con lluvias tardías, los productores respiran aliviados en Paraguay, esperando una buena cosecha de soja.

Pese a la incipiente falta de agua, este año sería de mejores rindes

Agricultura 13 de Enero de 2020

Con lluvias tardías, los productores respiran aliviados en Paraguay, esperando una buena cosecha de soja.

Pese a la incipiente falta de agua, este año sería de mejores rindes

Estigarriba, Paraguay/Noticias Agrícolas. Rafael Chans. Todo el Campo. Los productores de soja de la región de Juan Eulogio Estigarribia, en la región centro del Paraguay, empiezan a prepararse para la cosecha con esperanza renovada. Un año atrás, el país sufrió a causa de la seca que tuvo que enfrentar, debido a los menores rindes que se tradujeron en una menor cosecha. Este año, sin embargo, existe expectativa de buena productitividad, según declaraciones del gerente de Transagro, Walter Fausto.

La región de Juan Eulogio Estigarriba, también conocida como Campo 9, se ubica entre Foz de Iguazú y Asunción. Se espera que alrededor de mil agricultores que se concentran allí, consigan levantar en esta zafra unas 800 mil toneladas de soja, 600 mil toneladas de maíz y 200 mil toneladas de trigo (en un área de 250 mil hectares en Juan Eulogio Estigarribia, incluido en un radio de influencia de 70 km que abarca otros municipios

De acuerdo con Fausto, mientras que la cosecha ya empezó en la región sur de Paraguay, en el centro del país la soja empieza a dorarse (a tornarse amarillas las hojas). Las chuachas están llenas y bien formadas, por lo que se calcula que la cosecha empiece sobre fin de enero, extendiéndose por las primeras semanas de febrero.

La siembra arrancó con atrasos debido a que las lluvias llegaron tarde por lo que la mayoría de los cultivos recién pudimos implantarlos en el arranque de octubre. El efecto arrastre de este evento es el que llevó a que se atrase la cosecha, explicó el gerente. De acuerdo a los cálculos, se espera que el rinde promedio en la zona sea de 3.600 a 3.900 kg/há.

‘’Los productores con mayor adopción de tecnología tendrán rindes altos’’, asegura. En general, la soja está generando una expectativa de altos rendimientos, en la región central. ‘’Tenemos áreas de 2.000 has que, en años buenos, se cosecha un promedio superior a 4.300 kg/há". 

Pese al atraso de las lluvias, cuando éstas aparecieron en la región central, zona fértil de suelos arcillosos, la soja respondió de forma satisfactoria. Esta región los suelos se agrupan de suelos mixtos a arenosos.

Tras la zafra de soja, los productores de Campo 9 sembrarán maíz de segunda – safrinha – el que, una vez levantado, dará paso al trigo. En algunos establecimientos, a la soja de primera le sigue la de seguna: soja safrinha. Parte de maíz producido en Estigarribia es para silo y parte con destino a grano que, Transagro y otras empresas, venden a las multinacionales y exportadores locales.

‘’La mayor parte de nuestra producción es vendida en puerto Asunción, en la capital del país. El maíz para silo abastece al mercado interno, demandado por los tambos. Además, tenemos molinos harineros de trigo, por lo que la producción que compramos se envía allí y termina siendo vendida como subproductos.

De acuerdo con el gerente de Transagro, este año el productor de la región tuvo baja presión de enfermedades, principalmente de roya. Al principio el clima resultó un factor limitante, llevando preocupación a todo el país, pero con el retorno de la humedad al suelo los cultivos consiguieron alcanzar un buen estado.

PRECIOS 

‘’Lo que afectó bastante a los productores paraguayos en los últimos años fue el aspecto precio’’ según cuenta Fausto. ‘’Debido a que vendemos directamente en dólares, sentimos las bajas más que los productores brasileros, que se manejan en Reales. Debido a la desvalorización de su moneda, los brasileros no sintieron tanto las bajas de Chicago.

Pero este año no está como le gustaría al productor. El clima parece haber creado las condiciones par tener un año promedio, pero los precios no están tan buenos como llegó a haber anteriormente.

‘’Dependemos directamente de Chicago, por lo que las bajas de allá, se reflejan acá. Por eso nuestro productor hace un seguimiento directo de la bolsa de Chicago’’. La expectativa ahora, es que con la firma del acuerdo entre EEUU y China, deberían aumentar los precios con base en Chicago, lo que se espera ansiosamente en Paraguay.

LA SECA REDUJO LA PRODUCTIVIDAD DURANTE LA ZAFRA 2018/19

El año pasado, sin embargo, la situación fue peor. Paraguay vio severamente reducida su producción debido a la seca, siendo la peor de los últimos 7 años.

"Con un volumen global de cosecha de 7,85 millones de toneladas, según el informe estadístico de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), los rendimientos de la última zafra apenas registraron 2216 kg en promedio por hectárea. El área de siembra llegó a la mayor cifra de la historia de la soja en Paraguay con 3 544 245 hectáreas.

La peor campaña antes de la 2018/19 fue la registrada en la campaña 2011/12, en la que una severa sequía se llevó gran parte de la cosecha. En aquella zafra apenas se cosecharon 4 millones de toneladas y el rinde promedio fue de 1367 kg por hectárea. El área de siembra en aquella oportunidad llegó a 2 957 408 hectáreas.

En el 2018/19 se tuvo un duro revés luego de dos fructíferas cosechas (2016/17 y 2017/18), en las que se superó la barrera de los 10 millones de toneladas.

Toda la economía está pendiente de los resultados alcanzados en esta campaña de soja que, en caso de ser positiva, puede ayudar a un crecimiento económico de por los menos 3,5 % en el 2020; en cambio, un escenario regular a malo, así como la campaña anterior, puede volver a generar enormes contratiempos al desarrollo económico previsto e incertidumbre respecto a las nuevas inversiones a realizar en el segmento del agronegocio", concluye la nota del sitio Productiva.

 

En base a Noticias Agrícolas

Foto: Noticias Agrícolas

Compartir en: