23 de Octubre de 2017
Máx. Min.
Actualidad 20 de Julio de 2017

"Con buenas intenciones no alcanza"

Horacio Jaume - En el control de perros, ley de riego o en la ausencia de políticas forrajeras, hay un denominador común: el voluntarismo y la improvisación. No alcanza con el enunciado de las soluciones, es necesario generar cultura y disponer de todas las herramientas logísticas y jurídicas, para lograr los objetivos deseados.

Actualidad 20 de Julio de 2017

"Con buenas intenciones no alcanza"

Horacio Jaume - En el control de perros, ley de riego o en la ausencia de políticas forrajeras, hay un denominador común: el voluntarismo y la improvisación. No alcanza con el enunciado de las soluciones, es necesario generar cultura y disponer de todas las herramientas logísticas y jurídicas, para lograr los objetivos deseados.

Montevideo - Horacio Jaume -TodoElCampo -Hay máximas que en nuestro campo siempre se cumplen, como por ejemplo la que sentencia que el invierno siempre llega y que los partidos siempre se juegan antes. O sea, que lo que uno no realiza en tiempo y forma, después, con el problema instalado, es imposible arreglarlo.

Los animales no pierden estado de un día para otro, sino que van perdiendo peso gradualmente, una vez que caen, ya es mucho más difícil levantarlos.

Si uno no hace reservas, o no almacena agua, lo único que le quedará es rezar. 

Días atrás, refiriéndose a los estragos que hacen los perros, el ministro habló de la perrera. No dudo que los legisladores que votaron en 2009 su supresión lo hayan hecho con la mejor intención, pero a esta altura de los hechos está demostrado que fue un gran error.

El Uruguay padece de un síndrome: mira a los países desarrollados y pretende implantar sus normas o métodos sin tener en cuenta que todo tiene su tiempo y que para llegar a determinados niveles hay que quemar etapas.

Debemos acostumbrarnos a determinadas normas y lo que es más importante: tener las herramientas, tanto de logística como jurídicas, para hacer cumplir la ley.

No quiero hablar de cantidad de perros, porque no creo que se sepa a ciencia cierta cuántos hay, pero lo que sí es fácil, es darse cuenta que la situación se agrava día a día y que los destrozos ocasionados a las majadas es muy grande.

La oveja es una excelente herramienta para los pequeños productores y los perros son una limitante importante. Si bien es cierto que algo se ha hecho, es muy poco.

Debemos ponerles chip a los perros, y sus dueños deben responder por sus hábitos. A los perros vagabundos, lo ideal sería castrarlos, chipearlos y entregárselos a las ONG protectoras de animales para que se hagan responsables, y en caso que no fuese así, sacrificarlos.

A nadie le gusta esta última opción, pero si no se pone en práctica, es imposible alcanzar un control. Después de logrado el equilibrio, puede mantenerse simplemente la castración.

Ese es el orden, esas son las etapas y no se puede saltear ninguna. 

En Uruguay, salvo raras excepciones, los temas importantes se ignoran, como se ignoró el tema del agua; cerraron los ojos y se negaron a aprender su manejo.

Menos del 5% del agua que recibimos la guardamos.

Según el MTOP, tenemos mil puentes, y por lo tanto el agua se va por sangradores, arroyos, zanjas y ríos.

Días atrás se votó la ley de riego, algo que realmente faltaba.

No podemos empezar por poner pivots de riego si antes no aprendemos a manejar el agua. Si esto no es así,  la ley no funcionará y no se logrará enfrentar la falta de lluvia de la mejor manera y potenciar ese recurso tan importante para todos.

Compartir en: