21 de Enero de 2021
Máx. Min.
Agricultura 29 de Diciembre de 2020

China y su primer cultivo aeroespacial de arroz

El programa incluye el despliegue del experimento de mutagénesis en el espacio profundo, el cual es un hito importante para mejorar las cosechas de algunos cultivos, por ejemplo el arroz.

Agricultura 29 de Diciembre de 2020

China y su primer cultivo aeroespacial de arroz

El programa incluye el despliegue del experimento de mutagénesis en el espacio profundo, el cual es un hito importante para mejorar las cosechas de algunos cultivos, por ejemplo el arroz.

Montevideo – TodoElCampo – Uno de los talones de Aquiles de China es la dependencia de las importaciones. Necesita comprar para alimentar a su población, y también a sus animales de producción, lo que pone en riesgo su seguridad alimentaria. El Instituto de Ciencias Farmacéuticas y Ganaderas de Lanzhou busca cambiar eso a través de un programa espacial para lo cual envió a la Luna y recibió de regreso a mediados de mes, semillas de cultivos.

El 17 de diciembre regresó, luego de 22 días, la nave Chang’e 5, y lo hizo trayendo muestras de suelo lunar por primera vez luego de 43 años. Además transportó un contenedor especial con semillas de arroz, orquídeas, alfalfa y avena.

La misión del Chang’e 5 incluyó un programa de investigación lunar chino (conocido como CLEP), el que mostró semillas de arroz con brotes a su regreso de la Luna.

Según CLEP, el despliegue del experimento de mutagénesis en el espacio profundo es un hito importante para mejorar las cosechas, escribió el periodista científico Sergio Parra en la revista Xataka Ciencia.

Después de estar expuestas a la radiación cósmica y la gravedad cero, algunas semillas pueden mutar y producir mayores rendimientos y una mejor calidad cuando se vuelven a plantar en la Tierra, pero cuidado, porque aún no es posible establecer si las semillas enviadas al espacio podrían mutar o cómo lo harán. La respuesta solo se verá cuando luego de regresar a la Tierra se planten y el cultivo siga su proceso.

Una de las grandes preocupaciones de China es su dependencia de las importaciones, y el gran desafío es encontrar la manera de corregir esa debilidad.

Por eso, con el desarrollo del programa espacial, los investigadores del Instituto de Ciencias Farmacéuticas y Ganaderas de Lanzhou pretenden encontrar semillas de forraje de calidad con nuevas tecnologías espaciales que les permita aumentar la producción y poder prescindir de las compras a terceros países, concluyó Parra.

Foto Xataca Ciencia.

Compartir en: