17 de Diciembre de 2017
Máx. Min.
Granos 06 de Diciembre de 2017

Chicago cerró ayer con subas en soja y maíz

Las perspectivas de un año Niña, ahora confirmadas plenamente por el servicio meteorológico australiano, parecen empujar a los fondos de inversión a comprar contratos de forma cada vez más acelerada.

Granos 06 de Diciembre de 2017

Chicago cerró ayer con subas en soja y maíz

Las perspectivas de un año Niña, ahora confirmadas plenamente por el servicio meteorológico australiano, parecen empujar a los fondos de inversión a comprar contratos de forma cada vez más acelerada.

Montevideo - Fimix - TodoElCampo - Ayer Chicago cerró con subas en los granos de verano, con la soja manteniendo la tendencia reciente mientras que el maíz se acopló a la tendencia alcista de la oleaginosa. Las perspectivas de un año Niña, ahora confirmadas plenamente por el servicio meteorológico australiano, parecen empujar a los fondos de inversión a comprar contratos de forma cada vez más acelerada. Hasta el momento, es todo expectativa alimentada por estos jugadores, de adelantarse a lo que eventualmente pueda confirmarse en las próximas semanas.
 
En Wall Street, las acciones bajaron levemente, con los inversores tomando conciencia de que el trato dado por el senado a la reforma impositiva de Trump parecería ser diferente al de la cámara baja. El crudo subió, de forma moderada, al igual que los derivados como gasoil y gasoil, mientras que el gas natural bajó cerca de 3%.
 
El maíz avanzó, sobreponiéndose a la volatilidad observada durante la mañana, operando en un rango estrecho hasta desde media mañana hasta el cierre, aunque cerrando casi sin cambios respecto al lunes.
 
La soja subió, con la posición enero superando los 367 dólares por tonelada, valores no alcanzados desde octubre pasado. Las preocupaciones por el clima en Uruguay y Argentina, llevó a subas por compras de futuros en harina y aceite, lo que a su vez se reflejó sobre el valor del poroto.
 
El trigo sufrió pérdidas moderadas, llegando a nuevos mínimos recientes, entre ventas técnicas y existencias mundiales enormes, las que agregaron presiones bajistas.

Compartir en: