17 de Julio de 2018
Máx. Min.
Actualidad 30 de Junio de 2018

CEO de BPU dijo que el sistema de certificaciones médicas “es muy perverso”

“Nosotros tenemos un problema endémico con el ausentismo que no es patrimonio de esta empresa sino que es generalizado a nivel país”, dijo.

Actualidad 30 de Junio de 2018

CEO de BPU dijo que el sistema de certificaciones médicas “es muy perverso”

“Nosotros tenemos un problema endémico con el ausentismo que no es patrimonio de esta empresa sino que es generalizado a nivel país”, dijo.

Durazno – TodoElCampo – El Ing. Agr. Daniel De Mattos CEO de frigorífico Breeders and Packers Uruguay (BPU) se refirió al alto nivel de ausentismo laboral que causa importantes pérdidas a la empresa y a la sociedad duraznense. Dijo que es un problema “cultural” que se aprende desde la escuela, y que el sistema de certificaciones médicas “es muy perverso” porque perjudica a quien quiere trabajar.

En diálogo con el periodista Álvaro Aguiar de radio Durazno el principal de la firma dijo que “por diversas causas” la semana pasada el ausentismo fue del 33,4 %. Aclaró que la causa “no es exclusiva del Mundial de Fútbol” pero por el campeonato que se desarrolla en Rusia “se ha duplicado y más”.

“Nosotros tenemos un problema endémico con el ausentismo que no es patrimonio de esta empresa sino que es generalizado a nivel país”, dijo.

Tenemos “un sistema que está pensado en proteger al trabajador pero lamentablemente termina protegiendo al que no quiere trabajar, me refiero a los sistemas de certificaciones médicas del Banco de Seguros o Banco de Previsión Social. Son temas que se han discutido de forma reiterada por las cámaras comerciales y el otro día el intendente (de Durazno Carmelo) Vidalín dijo que está intentando traer autoridades para poder discutir el tema”, expresó.

Hay personas “que no han trabajado por 240 días en los dos últimos 365, utilizando muy inteligentemente los sistemas” de certificación aunque también hay quienes “lo están usando correctamente”, comentó.

El Ing. Agr. Daniel De Mattos explicó cómo funciona el sistema de certificaciones: “Si tú te enfermas y no venís a trabajar y solicitas médico certificador, este te va a visitar. Nosotros no podemos discutir esa certificación y la tenemos que tomar como buena. Muchas veces el funcionario se enferma, viene a trabajar y recién después es certificado por el médico, o sea que ni siquiera se verificó la enfermedad”.

“Otras veces, y tengo casos específicos, de que el médico certificador llama para preguntar cuántos días quiere, y lo hace por teléfono. O sea que el sistema no está funcionando y está protegiendo conductas que realmente las tenemos como un problema en la sociedad, es un tema cultural”, narró. “Yo veo acá en Durazno, a veces me toca a mí con mis propios hijos, que en la escuela ya no se promueve que miremos el partido (de fútbol), sino que no haya clase cuando juega Uruguay”, agregó.

En nuestra empresa “tenemos un acuerdo para mirar los partidos de Uruguay, propusimos mirar el partido coincidiendo con el descanso más una hora y poder recuperar esa hora al final, cosa que fue negada por el gremio. O sea que cada partido a nosotros nos consume tres horas y media entre que paramos y reiniciamos las líneas y no hay posibilidad de reponer dos horas perdidas porque no existe la voluntad de seguir trabajando. Son temas que vienen arraigados desde que son niños  y cuando llegamos a adultos son conductas que vienen afectadas por un sistema que a las empresas nos está matando porque son pensadas para proteger al trabajador pero protegen al que no quiere trabajar”, subrayó.

Eso “nos está matando a lo largo del año porque debemos tener plantillas adicionales para sustituir al ausente, y en casos excepcionales como este del Mundial es muy difícil explicar a un inversor extranjero con un una cultura tan lejana como la japonesa donde para poder protestar se trabaja más y no se hace paro, eso nos pone de forma comprometida como país al momento de buscar una inversión”, advirtió.

De Mattos explicó que “por dolencias asociados a la actividad el Banco de Seguros del Estado paga 100 % del salario” como el caso de tendinitis “que es muy difícil de verificar”, y en algunos casos gana más la persona certificada por esas dolencias que quien está trabajando porque es un 100 % del salario durante todos los días, no los días trabajados.

“Cuando el trabajador concurre al Banco de Seguros del Estado recibe el  100 % de su salario, si se certifica por el Banco de Previsión Social por tres días o más va a recibir un 60 % de su salario, pero se da que hay personas que tienen retenciones judiciales por diversas causas, y cuando sale al sistema de certificación no paga esas retenciones, entonces no pierde nada pero tiene para ganar. Esto es muy perverso”, definió.

“De acuerdo a datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC) sobre la semana pasada, todas las plantas de primera línea aumentaron la productividad pero esta planta cayó a quinta o sexta siendo la primera la semana anterior y es muy probable que siguiendo este nivel de actividad esta planta caiga a octava o novena en el ranking. Eso un problema de Uruguay pero en Durazno es un problema muy profundo”, opinó.

Para la empresa esa semana de menor actividad implica una pérdida de “más o menos mil reses de faena, estábamos arriba de 4.000 reses, teníamos previsto 4.600 para la semana pasada y no llegamos a faenar 3 mil y algo”, eso “se debió al ausentismo laboral y tuvimos que reprogramar actividades”. Además una res que no se faena en Durazno lo hace otro frigorífico de otro lugar”.

Por eso “las fuerzas vivas locales, la educación, las empresas deberíamos atacar este problema” para “tratar de cambiar estos sistemas tan perversos” que perjudica al que trabaja.

Deberíamos “proteger al que viene a trabajar que por suerte es la mayoría. A lo largo del año hay 85 % de personas que vienen a trabajar y 15 % que no vienen por el ausentismo endémico que tenemos”, pero “en este caso hay un 66 % de personas que viene a trabajar y hay que proteger” a esos trabajadores.

Como medida empresarial “ya tenemos el presentismo, ya tenemos un comedor a disposición para que puedan comer de forma gratuita, ya tenemos beneficios para que el funcionario pueda venir a trabajar y le proveemos el transporte, tenemos beneficios de todo tipo y no es un tema de poner más dinero sobre la mesa”.

Por otra parte y “la gente que más falta” está asociada “a los niveles más altos; contrariamente a lo que uno puede pensar que los jóvenes son un poco más irresponsables y con salarios más bajos, no se  pueden dar el lujo de perder 6, 7 u 8 mil pesos como pierden algunos otros, así que este ausentismo está concentrado en gente de 35 a 45 años, muchas veces con familia y con salarios más altos”.

Compartir en: