10 de Diciembre de 2019
Máx. Min.
Agricultura 12 de Febrero de 2019

Brasil discrepa con importar trigo transgénico de Argentina que es su mayor proveedor

A pesar de la dependencia que Brasil tiene de Argentina para contar con suficiente trigo, el país norteño no acepta la importación de trigo transgénico, y la aprobación del trigo HB4 podría dificultar el comercio entre ambos países.

Agricultura 12 de Febrero de 2019

Brasil discrepa con importar trigo transgénico de Argentina que es su mayor proveedor

A pesar de la dependencia que Brasil tiene de Argentina para contar con suficiente trigo, el país norteño no acepta la importación de trigo transgénico, y la aprobación del trigo HB4 podría dificultar el comercio entre ambos países.

Buenos Aires, Argentina – TodoElCampo – El 87 % del trigo que Brasil importa lo adquiere en Argentina. Ahora ambos países mantienen diferencias porque Brasil no está dispuesto ingresar el grano transgénico si Argentina aprueba la variedad HB4 adecuado para resistir sequías con muy buenos resultados.

Brasil, gran productor de granos a nivel global, depende del trigo argentino para atender las necesidades del consumo interno. El 55 % del trigo que se consume en Brasil es importado y de ese total el 87 % es argentino.

En 2016 Brasil compró a Argentina cuatro millones de toneladas, en 2017 cinco millones y en 2018 casi seis millones (datos de la Asociación Brasileña de las Industrias de Trigo (Abitrigo).

A pesar de la dependencia que Brasil tiene de Argentina para contar con suficiente trigo, el país norteño no acepta la importación de trigo transgénico.

La producción y comercialización de transgénicos solo está permitida para cinco productos que son maíz, arroz, frijoles, soja y algodón.

El ex embajador y presidente ejecutivo de Abitrigo Rubens Barbosa dijo que los productos transgénicos tienen poca aceptación entre los consumidores brasileños, y si una empresa exportadora argentina decide vender el trigo o semillas transgénicas a Brasil, el producto podría ser rechazado por no cumplir las normas técnicas y sanitarias del gobierno. “Eso podría detener la exportación argentina al país”, alertó.

No descartó que se de contrabando de semillas transgénicas con lo cual aumentará la producción brasileña y disminuirá la importación. Eso fue lo que sucedió con la soja hace años, hasta que  las autoridades de Brasil cambiaron la legislación.

“La soja transgénica benefició al productor y el Ejecutivo se ajustó. Pero no es algo rápido ni automático, depende únicamente del gobierno. Con el trigo se hace el pan o la masa, entonces el consumidor brasileño puede rechazar el transgénico”, comentó Barbosa.

PRODUCTORES ENFRENTAN PROBLEMAS CLIMÁTICOS.

Por otra parte y considerando los desafíos climáticos que afecta la producción agrícola mundial las semillas transgénicas argentinas pueden tener una fuerte aceptación entre los productores brasileños.

José Augusto de Castro que es presidente de la Asociación de Comercio Exterior de Brasil dijo que “en lugares de sequía, si la cosecha cae los precios suben. Pero con una semilla resistente a periodos de estiaje, el productor puede planear la cantidad que va a plantar según la demanda que tiene. Tiene muchas ventajas”.

LAS VENTAJAS DEL TRIGO HB4.

En noviembre de 2018 la empresa Bioceres a través de Trigall Genetics presentó el primer trigo transgénico de Argentina resistente a sequías y al herbicida Prominens. Según se informó en la oportunidad el nuevo trigo reúne características únicas capaces de marcar un antes y un después en la biotecnología argentina. En la presentación se recorrieron lotes sembrados con HB4.

Francisco Ayala de Bioceres dijo que en los próximos años “la sequía impactará más” y ante eso la empresa evaluó “el rendimiento potencial de algunas variedades en condiciones óptimas, comparado con un escenario de sequía y encontramos una diferencia del 44 %. Pasamos de obtener más de 7.000 Kg/ha a 5.000 Kg/ha en el global”. La pérdida a de entre 30 % a 40 % promedio, agregó.

Continuó explicando que “el HB4 se desarrolló a partir de un gen de girasol que confiere la capacidad de tolerar la sequía y disminuye la sensibilidad al etileno, o sea, el trigo sigue fotosintetizando en períodos de estrés y no sólo en estado vegetativo, sino también en el reproductivo. Esto es muy importante porque nunca se sabe cuándo llega la sequía”.

Es un tipo de trigo capaz de dar “mayor producción de biomasa, más altura y menos amarrillamiento de hojas”, esto último un detalle menor porque “¿de qué sirve una planta linda sino traduce su apariencia en rindes?”, se preguntó Ayala.

“En los estudios que realizamos en Roldán conseguimos un aumento en los rendimientos del 25% en comparación al control. Obviamente los rindes aumentan a medida que el estrés es más alto, pero lo más importante es que el HB4 no expresa penalidad en ambientes de alto potencial”, aseguró.

El Trigo HB4 logró aumentar los rendimientos de la siguiente forma: en ambientes malos un incremento del 19,5 %. En las de medio, 9,8 % más. Y en las de alto rendimiento, un 0,3 % más.

Las pérdidas a nivel país se pueden reducir “en casi 2 millones de toneladas, o sea, cerca de 380 millones de dólares”, indicó.

Otra de las propiedades del Trigo HB4 es que no presenta fitotoxicidad con Prominens, lo cual quiere decir que el cultivo es resistente al glufocinato de amonio, impidiéndole al rye grass, avena fatua y los nabos, desarrollarse y generar competencia con el cereal por los nutrientes del ambiente.

Cuando crece la resistencia a otros herbicidas como glifosato y 2-4 D, el Trigo HB4 ofrece una nueva oportunidad para darle pelea a las malezas, y minimizar su impacto en los rendimientos del cereal.

(Artículo en base a información de Felipe Betim de El País de Madrid y Facundo Mesquida de Infocampo).

Compartir en: