20 de Enero de 2021
Máx. Min.
Forestal 04 de Agosto de 2020

Biocombustibles, científicos uruguayos  lo producen a partir del aserrín

El aserrín de eucalipto es proporcionado a la Facultad de Ingeniería por UPM ya que es un residuo de procesamiento. “Ellos están tratando de valorizar” y está previsto que UPM2 “tenga una caldera para el aserrín”.

Forestal 04 de Agosto de 2020

Biocombustibles, científicos uruguayos  lo producen a partir del aserrín

El aserrín de eucalipto es proporcionado a la Facultad de Ingeniería por UPM ya que es un residuo de procesamiento. “Ellos están tratando de valorizar” y está previsto que UPM2 “tenga una caldera para el aserrín”.

Montevideo – TodoElCampo – Científicos de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República lograron producir biocombustible a partir del aserrín de eucaliptus. Claudia Lareo, jefa del departamento de Bioenergía de ese centro de estudios dijo que se trata de “dar mayor valor a ese residuo de la industria” y explicó cómo obtienen butanol y las oportunidades productivas que eso podría traer.

Por año Uruguay desecha 50.000 toneladas secas de aserrín de eucalipto, pero científicos de la Facultad de Ingeniería encontraron una utilidad a tanto volumen forestal convirtiéndolo en biocombustible, concretamente butanol.}

Lareo dijo que desde unos años se trata de “revalorizar el aserrín de eucaliptos” a través de un proyecto cuya idea es “tratar de darle mayor valor a ese residuo de la industria no solo para energía sino para la producción de butanol, que se puede usar como combustible o solvente en industria”.

En declaraciones al programa Desayunos Informales, explico que “el butanol tiene más contenido de energía que el etanol y se puede mezclar en mayor proporción. Además tiene como ventaja que puede usarse como combustible de aviación”.

“El aserrín es un material compuesto que tiene muchos componentes, dentro de los cuales hay azúcares que fermentamos para convertirlos en butanol. El azúcar no está fácilmente disponible en el aserrín. Hay que romper esa estructura. Lo que hacemos es llevarlo a un reactor con altas temperaturas. Después queda un líquido donde está el azúcar y los microorganismos se alimentan y crean el butanol”, añadió.

El procedimiento consiste en fermentar la celulosa, se hidroliza con encimas que liberan glucosa y se transforma en butanol. “En ese proceso se libera un líquido y un sólido, que es la celulosa. En el líquido podemos usarla porque tiene probióticos y otros componentes que tienen mayor valor que los biocombustibles”, destacó la directora.

El aserrín de eucalipto es proporcionado a la Facultad de Ingeniería por UPM ya que es un residuo de procesamiento. “Ellos están tratando de valorizar” y está previsto que UPM2 “tenga una caldera para el aserrín”.

“El objetivo” es que UPM adquiera esa tecnología, además de que ya hay una empresa uruguaya con “interés en usar el aserrín”. Si es posible vender la tecnología a UPM, “podría ser que se desarrolle esto en el mundo”, destacó.

DESDE 2012.

En declaraciones al citado programa, Claudia Lareo dijo que se empezó a trabajar el butanol en 2012 a partir del “interés” expresado por Ancap ya que se trata de una “alternativa en la producción”.

Empezamos trabajando con materiales de ALUR Bella Unión. Ahí teníamos azúcares más fácilmente fermentables. También pensamos otros elementos de economía circular. Surgió la posibilidad de usar aserrín, que es bastante complejo. Hay que liberar los azúcares para luego fermentarlos”, contó.

Foto SobreCiencia.

Compartir en: