25 de Junio de 2018
Máx. Min.
Política 25 de Enero de 2018

Bienvenidos si es para fortalecer la República

Un análisis más frío tratando de desentrañar lo esencial, lleva a que no podría adjudicarse un carácter épico, patriótico y hasta heroico a una jornada desarrollada bajo la bandera de “viva la rentabilidad”.

Política 25 de Enero de 2018

Bienvenidos si es para fortalecer la República

Un análisis más frío tratando de desentrañar lo esencial, lleva a que no podría adjudicarse un carácter épico, patriótico y hasta heroico a una jornada desarrollada bajo la bandera de “viva la rentabilidad”.

Cr. Ricardo J Lombardo – Montevideo – TodoElCampo – “La vida es fácil con los ojos cerrados, sin entender lo que uno ve” decía John Lennon en Strawberry Fields Forever (Campos de frutilla para siempre).

Esa letra me vino a la cabeza al leer los comentarios periodísticos y en las redes, sobre lo ocurrido el martes con la movilización impulsada por los productores agropecuarios en Durazno.

Algunos lo consideran un hecho histórico, el nacimiento de una nueva era, el comienzo del fin de los gobiernos frenteamplistas; otros creen que es solo una manifestación de oligarcas, ricachones, dueños de la tierra y explotadores del trabajador rural. Ni que hablar de las distintas interpretaciones de cuánto fue la concurrencia, si se trató de un éxito o un fracaso, aunque nadie podría dudar de que había un mar de gente.

Uno debería aplicar el zoom para tomar distancia y tratar de entender desde un grado de abstracción mayor, lo que realmente significó el acto del martes. A veces lo anecdótico impide interpretar lo sustancial. Si uno analiza solamente atendiendo lo visible y las cosas que se dijeron en la parte oratoria, encuentra desde descripciones de realidad totalmente compartibles y propuestas sensatas, hasta insólitas y extensas citas al teórico marxista Antonio Gramsci, o enunciados peligrosos que con mala voluntad podrían interpretarse como francamente anti republicanos y anti democráticos.

Un análisis más frío tratando de desentrañar lo esencial, lleva a que no podría adjudicarse un carácter épico, patriótico y hasta heroico a una jornada desarrollada bajo la bandera de “viva la rentabilidad”.

Existen razones valederas para adjudicarle suma trascendencia al encuentro, desde otro punto de vista. Se trató de la exteriorización más clara del desequilibrio que ha provocado la política económica que, por querer frenar el crecimiento de un déficit fiscal demasiado elevado legado por el período de Mujica, ha depositado sin pudor la carga en el resto de la sociedad, a través de un incremento de impuestos desmesurado y aumentos en las tarifas públicas que sitúan el costo de la energía y el combustible en los niveles más onerosos de la región.

El gobierno en general, y la política económica en particular, aparecen totalmente constreñidos a que los ajustes imprescindibles solamente se orienten hacia el lado de los ingresos. Cada vez que se ha anunciado la posibilidad de retocar el gasto, en seguida han aparecido los sindicatos liderados por COFE y el PIT-CNT, manifestándose amenazantes no estar dispuestos a retroceder un ápice, esgrimiendo los más fuertes argumentos a favor de los trabajadores y de las políticas sociales.

Es evidente que la política económica requiere de equilibrios, uno no puede estar indefinidamente aumentando los gastos, por más loables que sean sus destinos. La rigidez del déficit fiscal, ha provocado endeudamiento externo y atraso cambiario. Si eso se suma al duro ajuste realizado por la vía de los impuestos o las tarifas públicas, se llega a una situación peligrosamente insostenible que requiere una reformulación.

Era cuestión de tiempo que los sectores productivos se organizaran para exigir abatimiento en los costos del Estado que permitieran mantener la rentabilidad necesaria para seguir funcionando.

Eso es lo que ocurrió. El PIT-CNT ya no está solo en la cancha, demandando aumentos permanentes de gastos del sector público y esgrimiendo su ideología obsoleta de la lucha de clases para amenazar a la república. Ahora apareció otro interlocutor que se mostraba narcotizado pues las organizaciones gremiales otrora tan combativas como la Federación Rural, parecían haber perdido peso ante una realidad demasiado evidente y que requería una acción más decidida.

Se trata entonces de un enfrentamiento de intereses dentro de la sociedad, que deben ser articulados como es debido.

El mecanismo que ofrecen la república y la democracia para ello, es la política. A pesar de que muchos quisieron sacarle un matiz político partidario a la jornada del martes, se trata de un tema esencialmente político.

Por eso creo que es inaceptable que el gobierno criticara a los partidos de oposición por presuntamente fogonear el encuentro y que uno de los audios de Whatsapp de los ruralistas que circuló con los anuncios señalara: "los políticos no son bienvenidos. Que lo miren por televisión".

Muchos de nosotros hemos criticado la falta de vigor de la dirigencia política en los últimos tiempos, sus claudicaciones, la escasa capacidad de autodepurarse de los vicios adquiridos o directamente de los focos de corrupción, que le han hecho perder credibilidad ante la ciudadanía. Pero a la República se la defiende potenciando sus instituciones, no degradándolas o haciéndolas mirar los acontecimientos más importantes por TV. Eso es muy peligroso y sabemos cómo termina.

La aparición de este nuevo interlocutor, es decir una fuerza organizada de los sectores productivos exigiendo rentabilidad, obligará a procesos de negociación mucho más intensos y conflictivos, pero a su vez más equilibrados. La solución será política. Deberá contemplarse los intereses sectoriales, sin descuidar los de la sociedad en su conjunto.

Así que, como simple ciudadano, les doy la bienvenida. Eso sí, esperemos que todos defiendan sus intereses legítimos priorizando siempre, y sin claudicaciones, la vigencia y fortaleza de las instituciones republicano democráticas.

(Foto Twitter Alternativa Durazno).

Compartir en: