31 de Mayo de 2020
Máx. Min.
Vacunos 02 de Abril de 2020

Argentina interviene el mercado de la carne vacuna

El gobierno argentino resolvió intervenir el mercado de la carne de vacuno, la medida que se extenderá por 90 días recordó intervenciones kirchneristas que afectaron negativamente al sector.

Vacunos 02 de Abril de 2020

Argentina interviene el mercado de la carne vacuna

El gobierno argentino resolvió intervenir el mercado de la carne de vacuno, la medida que se extenderá por 90 días recordó intervenciones kirchneristas que afectaron negativamente al sector.

Buenos Aires, Argentina – TodoElCampo – Hace unas semanas se comentó que el gobierno encabezado por el Dr. Alberto Fernández manejaba la posibilidad de intervenir el mercado de carne vacuna, pero poco después fue el propio gobierno que descartó esa posibilidad a través del ministro de Agricultura Luis Basterra que negó que se llegara a tal extremo.

En diálogo con el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, Jorge Chemes, el ministro Basterra dijo que había descartado la intervención.

“El ministro Luis Basterra reafirmó que el gobierno no tiene ningún tipo de intención de intervenir en el mercado de la carne vacuna”, dijo Chemes a los integrantes de la Mesa de Enlace que conforman varias instituciones rurales.

La medida es rechazada de plano por muchos productores que recuerdan los efectos negativos que tuvo una norma kirchnerista y que generó trabas a la comercialización de carne de vacuna, causando bajas significativas en la producción y exportaciones, y menores ingresos para el sector.

INTERVENCIÓN POR 90 DÍAS.

A pesar de lo asegurado por el ministro Basterra, resultó que poco después el gobierno resolvió la intervención. Ahora, durante 90 días, los frigoríficos deberán informar diariamente la cantidad de carne comercializada y el precio de referencia. Para quienes infrinjan la ley se prevén multas establecidas en la Ley de Competencia y de Defensa del Consumidor

Paula Español (foto), secretaria de Comercio Interior, decidió intervenir oficialmente frente a los desmesurados aumentos en los precios de mostrador de la carne vacuna y le ordenó a la Comisión de Defensa de la Competencia “la realización de una investigación del mercado ganadero”, publicó Portal de Noticias.

La resolución 103/20 del Boletín Oficial indica que Español busca averiguar si en algún eslabón de la cadena de valor comercial se están cometiendo infracciones previstas en la Ley de Competencia y de Defensa del Consumidor.

La disposición establece que durante 90 días los frigoríficos y matarifes deben informen “la cantidad diaria de kilos de media res y cuero comercializados, su precio promedio diario de venta por unidad de medida y la categoría de origen de tales productos”.

La multa para los infractores puede llegar a ser de hasta 406 millones de pesos argentinos, o incluso penas de clausura del establecimiento por 30 días.

REACCIONES.

La resolución causó diversas reacciones. Miguel Schiariti, presidente de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra) dijo que en el gobierno “no quieren controlar nada, lo que quieren es información, no es nada más que eso. De manera inmediata, no significa que están intentando tener un mayor control en el mercado”.

Mario Ravettino, presidente del Consorcio de Carnes ABC, dijo que le parece “bien informar los precios con que se vende, las empresas de ABC no tienen ningún problema en informar. Es una medida que contribuye a tener una medida más exhaustiva para darle tranquilidad a la población sobre lo que están pagando por los productos”.

La Federación de Industrias Frigoríficas Regionales (Fifra), indicó que la información solicitada ya la “estamos brindando”, y que el Estado nacional “cuenta para poder hacer los análisis que considere oportunos”.

Matías de Velazco, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) consideró que “el gobierno viene siguiendo los precios a los que vende el productor y sabe que no están ahí las subas. Las mismas se producen en eslabones siguientes de la cadena, pero estos han perdido el valor de recupero que se produce por la venta de los cueros”.

Añadió que esa resolución le “trae malos recuerdos de viejas políticas que fracasaron siempre”. Cuando Guillermo Moreno fue secretario de Comercio e intervino sobre la carne, en el país se perdieron unos 10 millones de cabezas.

El consultor Víctor Tonelli observó que la medida tiende a “presionar” o mostrar una suba de precios “que no es tal”. “Hay gente queriendo cerrar las exportaciones para después hacerse la gran fiesta con los productores que no van a tener a quien venderle”, señaló.

Para Tonelli la cartera de Agricultura (con el monitor Sio Carnes, que revela movimientos de precios) o la AFIP, ya cuentan con información “para ver efectivamente lo que está pasando”.

Por otra parte el periodista agropecuario Matías Longoni escribió ayer en su cuenta de Twitter, sobre los precios de la carne, que “la Dirección de Control Comercial Agropecuario (ex Oncca) acaba de publicar un dato clave que muestra que las subas no responden a un problema de oferta. La faena de bovinos en marzo llegó a 1.093.554, unas 60.000 cabezas más que en marzo de 2019.

El periodista añade inmediatamente: “Esta información sería de gran utilidad para Paula Español y otros funcionarios que desconocen los circuitos del propio Estado: desde hace varios años el equipo de Marcelo Rossi publica la faena mensual por planta y -todavía mejor- por usuario”.

“A partir de estos datos, Comercio Interior podría tomar nota de que, por ejemplo, la mayor parte de los bovinos que se faenan no pertenecen a las empresas frigoríficas que hacen esa fajina sino a matarifes-abastecedores, que llevan los animales y retiran la carne. Un dato apenas”.

Con datos de Infobae, La Nación e información propia. Foto Crónica.

Compartir en: