23 de Noviembre de 2017
Máx. Min.
Economía 03 de Noviembre de 2017

Ante las dificultades del acuerdo UE-Mercosur, ¿conviene mirar a Canadá?

A excepción de azúcar de caña, café sin tostar y el vino de uva fresca, el Mercosur no tienen una participación significativa entre los principales oferentes agroindustriales de Canadá, lo cual abre una ventana interesante de negociación para diversos sectores.

Economía 03 de Noviembre de 2017

Ante las dificultades del acuerdo UE-Mercosur, ¿conviene mirar a Canadá?

A excepción de azúcar de caña, café sin tostar y el vino de uva fresca, el Mercosur no tienen una participación significativa entre los principales oferentes agroindustriales de Canadá, lo cual abre una ventana interesante de negociación para diversos sectores.

Gustavo Idígoras* – San Pablo, Brasil – Reporte Brasil – TodoElCampo – Las negociaciones en curso para cerrar el esperado acuerdo comercial entre Mercosur y la Unión Europea, parecen haberse estancado por estas horas. El sector del agronegocio de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay expresó –de forma unánime- su decepción por la oferta europea referida a carne bovina y biocombustibles, a pesar de que las conversaciones continuarán en noviembre, en Brasilia.

Pero días atrás, desde Marruecos, los representantes del Mercosur y Canadá anunciaron que estaban trabajando para un acuerdo comercial. Los ministros Aloysio Nunes y François-Phillipe Champagne acordaron que en los próximos días llegará una delegación canadiense a Brasil (que actualmente ocupa la presidencia rotativa del bloque) y que el anuncio oficial de las negociaciones sería en diciembre, durante la reunión ministerial de la Organización Mundial de Comercio que se celebrará en Buenos Aires.

Es evidente que -ante las dificultades con los europeos- el bloque sudamericano intenta avanzar con otros entendimientos comerciales de menor porte que podrían, en conjunto, actuar favorablemente para expandir su comercio, en especial en el rubro agroindustrial, que representa 18 % del PIB del Mercosur.

Desde el punto de vista comercial, Canadá ocupó el puesto 12° del ranking global de exportaciones de bienes en el año 2016, alcanzando un total FOB de U$S 390.117 millones y ocupa el puesto 9° en importaciones con total de U$S 416.602 millones. Su principal socio comercial es Estados Unidos, tanto por el lado de sus exportaciones (76,2 %) como origen de sus importaciones (52,2 %). La Unión Europea, China y México siguen en importancia como socios comerciales del país presidido por Pierre Trudeau.

Canadá es un importador neto de alimentos: el vino de uva fresca fue su principal producto de importación entre 2011 y 2015; enseguida están las preparaciones alimenticias y productos de panadería, pastelería y similares. Estados Unidos es su principal proveedor en esos rubros con una participación superior al 80 por ciento.

Los envíos del Mercosur a Canadá representan sólo el 2,3 % de sus exportaciones, es decir, unos U$S 850 millones. De ellos, Brasil concentra 70,8 % del valor de los envíos y Argentina el 20,8 %. A excepción de azúcar de caña, café sin tostar y el vino de uva fresca, los países del Mercosur no tienen una participación significativa entre los principales oferentes agroindustriales de Canadá, lo cual abre una ventana interesante de negociación para diversos sectores.

Canadá tiene en vigencia 11 acuerdos de libre comercio vigentes notificados ante la OMC (NAFTA, Chile, Colombia, Costa Rica, Honduras, Panamá, Perú, AELC -Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza-, República de Corea, Israel y Jordania). Además está cerrando los trámites para formalizar un acuerdo con la Unión Europea y tiene otro en suspenso con Ucrania. Los canadienses están negociando también con el CARICOM (El Salvador, Honduras, Nicaragua, Guatemala, República Dominicana) y Singapur. Paralelamente el país de América del Norte tiene en vigencia acuerdos de larga data con Australia y Nueva Zelanda, y regímenes especiales diferenciales con 18 economías del Caribe – Commonwealth.

Canadá aplica aranceles bajos, con un promedio total efectivo de 4,1 % en el año 2016 (15,6 % para bienes agrícolas y 2,2 % para bienes no agrícolas). La mayor protección arancelaria dentro de los productos agrícolas se aplica a los lácteos, con un promedio general de 248,9% y un máximo de 314% (bajo la cláusula de Nación Más Favorecida, NFM, que se aplica a nivel multilateral entre los miembros de la OMC).

En conclusión, Canadá es un mercado por desarrollar, donde algunos competidores (como Australia y Nueva Zelandia) ya se encuentran presentes hace años. En el Grupo de Países Productores del Sur, GPS, estimamos que el objetivo del Mercosur debería ser asegurar 100 % de preferencias arancelarias en plazos menores a los 10 años, así como lograr acuerdos de normas técnicas y medidas sanitarias y fitosanitarias que garanticen acceso efectivo a ese mercado a la producción de este lado del mundo.

Si se alcanzara un acuerdo comercial con Canadá que permitiese un incremento de 10% en la participación del Mercosur en el total de las importaciones agroindustriales de Canadá, significaría para el bloque regional un mínimo muy interesante de facturación de cerca de 3.650 millones de dólares.

(*) En colaboración con Sabine Papendieck y Pablo Elverdin. Gustavo Idígoras es consultor en temas de negociaciones internacionales y miembro del Grupo de Países Productores del Sur, @GPSLatinAmerica

(Foto de Televisa News).

Compartir en: