22 de Junio de 2018
Máx. Min.
Política 25 de Enero de 2018

Ahora la pelota está en la cancha del gobierno

Ahora la pelota está en la cancha del gobierno. Creo que nadie espera milagros, pero todos tenemos derecho a exigir una respuesta seria a los planteos del martes. Hay que contestar, con seriedad y fundamentos, a lo que se reclama del mismo modo.

Política 25 de Enero de 2018

Ahora la pelota está en la cancha del gobierno

Ahora la pelota está en la cancha del gobierno. Creo que nadie espera milagros, pero todos tenemos derecho a exigir una respuesta seria a los planteos del martes. Hay que contestar, con seriedad y fundamentos, a lo que se reclama del mismo modo.

Dr. Ope Pasquet* – Montevideo – TodoElCampo – El martes estuve en Durazno, en el acto de los productores rurales llamados "autoconvocados". Había muchísima gente, aunque no me animo a estimar la cantidad; el predio era muy grande y muchos se quedaron entre los eucaliptos del fondo para protegerse del sol, realmente abrasador. Hubo lluvia también, mientras hablaba el "Serrano" Abella, pero el acto continuó y nadie se movió del lugar. No vi banderas partidarias; tampoco escuché insultos, ni consignas agresivas. Había muchísimas banderas uruguayas; la gente las agitaba con entusiasmo y gritaba "Uruguay, Uruguay", y "Viva la patria". La lectura de la proclama -demasiado larga, para mi gusto- terminó a eso de las 19 horas. La salida fue caótica; mis amigos y yo no logramos salir del estacionamiento hasta casi tres horas después de la finalización del acto. Ni siquiera el fastidio de tanta demora empañó la visible satisfacción de los asistentes: la jornada salió bien, muy bien, y los organizadores seguramente se fueron contentos a sus casas.

Desde el punto de vista del contenido del acto, destaco la exposición del Ing. Eduardo Blasina. Indicó las que a su juicio son "las diez mochilas" que carga el sector agropecuario. Algunas son bien conocidas y nadie pudo sorprenderse porque se las mencionara: gasto público excesivo, atraso cambiario, impuestos, precio del gasoil, tarifas, etc. La mención a los salarios, en cambio, a mí me llamó la atención, porque no hubo una fundamentación que procurara demostrar que son excesivamente elevados. El énfasis, sin embargo, no estuvo allí, sino en el conjunto de factores antes aludidos.

El tono general de las exposiciones -fueron tres, más la proclama- fue moderado y sobrio. Nadie intentó enardecer al auditorio. La gente estaba tranquila; yo no sentí que hubiera tensión en el ambiente. Si hubo algo que a mí no me gustó, fueron las referencias críticas al "sistema político", así, en bloque, como si gobierno y oposición fueran la misma cosa y tuviesen la misma responsabilidad en la definición de las políticas públicas. Ya sé que es más cómodo poner a todos en la misma bolsa y criticar al barrer, pero no es cuestión de comodidad sino de veracidad y de responsabilidad. El gobierno del Frente Amplio tiene mayoría parlamentaria, legítimamente obtenida, y actúa según su criterio. No es justo responsabilizar a todos los partidos por lo que hace el oficialismo en solitario. Además, si se descalifica a todo "el sistema político", ¿cuál es la alternativa...? Son cuestiones muy delicadas, que hay que manejar con cuidado. Me dio la impresión a mí que, en algunos pasajes de la oratoria del martes, ese cuidado faltó. De cualquier manera, reitero que esa no fue la tónica general del acto, que se desarrolló en un clima de respeto y tranquilidad.

Ahora la pelota está en la cancha del gobierno. Creo que nadie espera milagros, pero todos tenemos derecho a exigir una respuesta seria a los planteos del martes. No caben el ninguneo ni las compadreadas. Hay que contestar, con seriedad y fundamentos, a lo que se reclama del mismo modo.

Los partidos de oposición no decidiremos nada en esta instancia -no está demás reiterarlo-, pero tendremos también que pronunciarnos de cara a las elecciones del 2019 y al próximo período de gobierno. Por lo pronto, parece claro que el camino del déficit fiscal crónico, financiado con endeudamiento, altos impuestos y empresas públicas que funcionan como agentes auxiliares de la DGI, llegó a su fin.

(*) Ope Pasquet es diputado por Montevideo, Partido Colorado, sector Batllismo Abierto.

Compartir en: