18 de Noviembre de 2017
Máx. Min.
Agricultura 28 de Octubre de 2017

Aguerre valoró el papel de la semilla en la agricultura moderna

El ministro Aguerre subrayó que “en la agricultura buena parte del valor agregado viene de la semilla”

Agricultura 28 de Octubre de 2017

Aguerre valoró el papel de la semilla en la agricultura moderna

El ministro Aguerre subrayó que “en la agricultura buena parte del valor agregado viene de la semilla”

Montevideo – TodoElCampo – El Instituto Nacional de Semillas (INASE) celebró sus 20 años para lo cual organizó un encuentro en su sede central del departamento de Canelones. El objetivo del evento fue celebrar la historia y proyectar lo que se viene: el cambio climático, productivo, tecnológico y organizacional. El ministro Aguerre subrayó que “en la agricultura buena parte del valor agregado viene de la semilla” y que es “uno de los desafíos más grandes que tenemos” el que “nos está costando mucho entender”.

Participaron del intercambio el Ing. Agr. Ph.D. Walter Baethgen (Senior Research Scientist y director R&S Program en el International Research Institute for Climate and Society, Universidad de Columbia); el Ing. Agr.Ph.D. Álvaro Roel (vicepresidente del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria, INIA); la Ec. María Noel Sanguinetti (gerente general de la Asociación de Cultivadores de Arroz, ACA) y el Ing. Agr. Daniel Bayce (director ejecutivo de INASE).

Los panelistas intercambiaron miradas sobre los desafíos que enfrenta el país, principalmente en dos aspectos: la generación de conocimiento y la necesaria interdisciplina; y la producción de alimentos con valor agregado en sentido amplio: genético, ambiental, tecnológico y social.

Baethgen señaló que para el año 2030 se estima que 80 % de la población mundial sea de clase media. La mejora en los ingresos supone la búsqueda de alimentos más inocuos, saludables y nutritivos, sostuvo.

Cada vez se le da más importancia a cómo se producen los alimentos y cuál ha sido el impacto ambiental que ha supuesto su producción. Este es un fenómeno que tiene unos 30 años”, explicó. “Uruguay nunca va a competir en volumen. Tendrá que buscar nichos que demanden inocuidad”, agregó.

El investigador también mencionó el “hambre escondido” como un problema del mundo moderno.

Por primera vez en la historia de la humanidad, se está muriendo más gente por problemas generados por el tipo de alimentos que consume (como la diabetes o afecciones cardíacas), que a consecuencia de la subalimentación”, subrayó”.

¿Uruguay va a seguir produciendo cereales similares a los que ya existen o va a producir cereales biofortificados de alta calidad nutritiva?”, planteó.

TRANSFORMACIÓN PARA INGRESAR A MERCADOS EXIGENTES.

Por su parte el vicepresidente del INIA, Álvaro Roel, afirmó que el ingreso a mercados cada vez más exigentes requiere de un proceso de transformación: acercarse a la ciencia de los alimentos, el entendimiento de los procesos y su vinculación con la salud.

Es importante que defendamos la reputación que tenemos como país. No estamos hablando de soja, de arroz o trigo. Hablamos de alimentos”, sostuvo.

Nadie duda hoy de la necesidad de la interdisciplina. Vamos hacia modelos cada vez más horizontales, a plataformas de trabajo, sin perder el eje de cada sector. Uruguay tiene que canalizar la investigación en relación a los alimentos que exporta y sus consecuencias para la salud”, enfatizó, y señaló la importancia de la sinergia interinstitucional mencionando como ejemplo el Campus Interinstitucional de Investigación, Aprendizaje, Innovación y Extensión, integrado por el MGAP, INIA, IPA, SUL, INASE y la academia.

URUGUAY Y SU IMAGEN DE CALIDAD.

La Ec. Sanguinetti (Asociación de Cultivadores de Arroz) sostuvo que Uruguay tiene un activo muy importante en términos de conciencia alimentaria. “Debemos seguir explotando la imagen del país, que logra altos rendimientos, con productos de calidad, mediante la racionalización de los recursos naturales como el agua y la correcta utilización y control de agroquímicos. Esto nos permite adaptarnos a mercados exigentes”, dijo.

Sostuvo que hay procesos que son irreversibles, como la excelencia ambiental, la certificación o trazabilidad de los procesos productivos. “Desde la experiencia del sector arrocero, cada vez nos ponemos metas más altas, para alcanzar nuevos desafíos. Y esto es independiente a algunas limitaciones como los costos, porque ya no es una elección: cada vez nos enfrentamos a mercados más rigurosos en el ámbito internacional”.

LA IMPORTANCIA DE LA SEMILLA.

El director ejecutivo del INASE, Ing. Agr. Daniel Bayce, indicó que en este escenario dinámico INASE trabaja para que el sector reconozca en la semilla, el primer eslabón de la cadena. “Tenemos que pensar en la semilla como un vehículo de tecnología. A veces no se le presta atención a la semilla porque es el insumo que queda más lejos del cliente o el consumo final. Nuestro trabajo se centra en el buen inicio, por eso promovemos la semilla de calidad”, concluyó.

Cerró el acto el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca Ing. Agr. Tabaré Aguerre para el quien “en la agricultura de hoy, buena parte del valor agregado viene de la semilla. Es uno de los desafíos más grandes que tenemos; nos está costando mucho entender eso”, subrayó.

El ministro destacó el rol del Instituto como asesor de la cartera en materia de semillas y coincidió con los panelistas en la necesidad de continuar desarrollando políticas públicas que integren la generación de conocimiento y la promoción de conciencia agropecuaria.

(Foto del MGAP; en base a datos del MGAP).

Compartir en: