26 de Marzo de 2019
Máx. Min.
Granja 20 de Octubre de 2018

Advertencia sanitaria en frutales: gusano del manzano y el peral

Compete a cada productor y según su responsabilidad y entender, definir si es necesario o no realizar un tratamiento en función de las características de los montes en cuestión. Especial precaución con la presencia de abejas en los montes.

Granja 20 de Octubre de 2018

Advertencia sanitaria en frutales: gusano del manzano y el peral

Compete a cada productor y según su responsabilidad y entender, definir si es necesario o no realizar un tratamiento en función de las características de los montes en cuestión. Especial precaución con la presencia de abejas en los montes.

Montevideo – TodoElCampo – La Dirección Nacional de Servicios Agrícolas del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca a través del  Departamento de Manejo de Plagas publicó el boletín sobre el Pronóstico Fitosanitario en Frutales de Hoja Caduca en el cual señala que “está ocurriendo el pico de vuelo de la generación invernante de carpocapsa” y que “éste es el período adecuando de aplicación en el caso de utilizar productos ovicidas”.

El boletín aclara que “se limita a brindar información sobre la fluctuación poblacional de las plagas” pero compete a cada productor y según su responsabilidad y entender, “definir si es necesario o no, realizar un tratamiento, en función de las características de los montes” en cuestión.

Asimismo advierte “tener especial precaución con la presencia de abejas en los montes”.

GUSANO DE LAS PERAS Y MANZANAS, CARPOCAPSA.

La carpocapsa o cydia pomonella (gusano de las peras y las manzanas) “vive exclusivamente en el interior de los frutos. Las larvas penetran generalmente por el cáliz o a través de un pequeño orificio de entrada, aprovechando el contacto entre dos frutos o de un fruto y una hoja. Una vez dentro se dirigen directamente hacia las semillas de las que se alimentan. Cuando salen hacia el exterior para empupar o para expulsar los excrementos, realizan un orificio de mayor diámetro. En torno al orificio se acumulan restos expulsados con aspecto de aserrín. Ocasionalmente la larva puede abandonar un fruto para dirigirse a otro, también sucede que, habitando en uno de estos, se alimenta superficialmente de otro que esté en contacto”, explica un artículo de la Facultad de Agronomía sobre el tema.

Es un insecto que “ataca únicamente la fruta. Durante su ciclo pasa por diferentes estados: huevo, larva, pupa y mariposa, siendo la larva el único estado dañino. Los adultos son de hábitos crepusculares y requieren para la cópula y oviposición temperaturas superiores a 15,5 ºC. Si estas temperaturas no se alcanzan en dos o tres semanas, las hembras mueren sin reproducirse”, agrega.

MANEJO.

Sobre el manejo, la Facultad de Agronomía explica que “se trata de una plaga directa, es decir que ataca la fruta. Los niveles de equilibrio de esta plaga están siempre por encima del nivel de daño económico. Esto implica que en la mayoría de los casos será necesario implementar medidas de control para evitar sus daños. Una herramienta fundamental para lograr una máxima eficiencia en el control es la monitorización de adultos mediante el uso de trampas de feromonas”.

“El control de esta plaga se puede realizar mediante el uso del método de confusión sexual, mediante el uso de insecticidas convencionales o utilizando insecticidas fisiológicos”, agrega.

Es importante considerar que las trampas de feromonas “deben instalarse a fines de setiembre”, añade entre otras consideraciones.

Documento completo: Aquí.

El documento de la Facultad de Agronomía incluye, al final, los insecticidas autorizados para el control de carpocapsa.

Compartir en: