23 de Julio de 2018
Máx. Min.
Actualidad 17 de Abril de 2018

A pesar otras fuentes energéticas, la sequía afecta la generación de electricidad

SEG Ingeniería: Más allá de las dificultades que presente la falta de precipitaciones, “el sistema eléctrico uruguayo ha experimentado un cambio sustancial que lo transformó en un sistema mucho menos vulnerable a las sequías”

Actualidad 17 de Abril de 2018

A pesar otras fuentes energéticas, la sequía afecta la generación de electricidad

SEG Ingeniería: Más allá de las dificultades que presente la falta de precipitaciones, “el sistema eléctrico uruguayo ha experimentado un cambio sustancial que lo transformó en un sistema mucho menos vulnerable a las sequías”

Montevideo – TodoElCampo – La sequía implica un problema para la generación de energía eléctrica. “Uruguay es un país que depende fuertemente de las lluvias para la generación de electricidad, ya que la energía hidroeléctrica es responsable de aproximadamente dos tercios de la generación total para años con precipitaciones promedio”, señala el último informe de SEG Ingeniería Reporte de Indicadores Energéticos correspondiente al mes de marzo.

En el siguiente cuadro se presenta la participación de la generación hidroeléctrica sobre el total de la electricidad producida.

“2016 y 2017 fueron años de abundantes aportes de las represas del país, tanto del río Uruguay (Salto Grande), como de las 3 centrales hidroeléctricas instaladas sobre el río Negro”, explica el análisis.

Según el la Administración del Mercado Eléctrico (ADME) “las primeras 40 semanas de 2017 fueron muy lluviosas” al punto que ese año “fue el quinto de mayores precipitaciones desde 1909”, año desde el cual hay  registros.

Pero “a fines de 2017” la situación cambió y “la generación hidroeléctrica comenzó a mermar” y la “generación hidroeléctrica del primer trimestre de 2018 alcanzó el 41,9 % del total, mientras que en 2017 había sido de 58,1 %, y en 2016 de 63,1 %”.

“A pesar de la fuerte incorporación de energías renovables no convencionales como la eólica, biomasa y solar, la baja en la producción de hidroelectricidad ha tenido que ser compensada por el mayor uso de centrales térmicas que queman combustibles fósiles. De esta manera mientras la generación térmica en el primer trimestre de 2018 fue del 5,4 % del total, en 2017 había sido de 1,8 %, y en 2016 3,6 %”, detalla SEG Ingeniería.

MAYORES COSTOS.

La situación descripta “implica mayores costos de generación” y ese se nota “en el marcado incremento que muestra el precio spot del mercado eléctrico de Uruguay”.

Se entiende por “precio spot” el “valor que indica el costo marginal del sistema y es relevado por ADME. Esto es el costo de generación de la máquina generadora más cara que esté operando en el sistema en cada hora. Este valor puede llegar a ser cero, cuando sobre energía (por ejemplo cuando sobra agua en las represas y se está vertiendo), o puede llegar a valores elevados, acordes a los costos de generación de cada central térmica, siendo la más costosa en la actualidad la central La Tablada, que quema gasoil, y cuyo costo unitario de generación asciende a U$S 190/MWh”.

En el gráfico siguiente se puede ver el precio SPOT promedio de los últimos 12 meses, el que tuvo un ascenso a U$S 29,37/MWh, pero en el primer trimestre de 2018 alcanzó el valor promedio de U$S 84,58/MWh.

“Esta situación de escasas lluvias genera sobrecostos a UTE”, esta empresa se había beneficiado “de la situación opuesta en los años previos”, considera el informe.

OTRAS FUENTES ENERGÉTICAS. Más allá de las dificultades que presente la falta de precipitaciones, “el sistema eléctrico uruguayo ha experimentado un cambio sustancial que lo transformó en un sistema mucho menos vulnerable a las sequías”, subraya.

Eso es así “porque la energía eólica “provee cerca del 40 % de toda la electricidad que se requiere, a lo que se suma la energía solar y la que proviene de la biomasa”, concluye.

N de R: Gráficos elaborador por SEG Ingeniería. Otros datos vinculados a la información aportados por SEG son los siguientes:

ADME: aquí.

UTE: aquí

Compartir en: