20 de Setiembre de 2020
Máx. Min.
Agricultura 13 de Febrero de 2020

2020 es el Año Internacional de la Sanidad Vegetal

La FAO estima que cada año “hasta el 40 % de los cultivos alimentarios se pierden por culpa de las plagas y enfermedades de las plantas.

Agricultura 13 de Febrero de 2020

2020 es el Año Internacional de la Sanidad Vegetal

La FAO estima que cada año “hasta el 40 % de los cultivos alimentarios se pierden por culpa de las plagas y enfermedades de las plantas.

Montevideo – TodoElCampo – Las Naciones Unidas declararon 2020 Año Internacional de la Sanidad Vegetal (AISV) y consideran que este “es una oportunidad única e irrepetible para sensibilizar a escala internacional sobre cómo la protección de la sanidad vegetal puede ayudar a acabar con el hambre, reducir la pobreza, proteger el medio ambiente y estimular el desarrollo económico”.

“Las plantas son la fuente del aire que respiramos y de la mayoría de los alimentos que comemos, sin embargo a menudo no pensamos en preservar su salud”, expresa la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) al respecto.

No cuidar la sanidad vegetal “puede producir consecuencias devastadoras”, añade.

La FAO estima que cada año “hasta el 40 % de los cultivos alimentarios se pierden por culpa de las plagas y enfermedades de las plantas. Esto deja a millones de personas sin alimentos suficientes y daña gravemente la agricultura, actividad que constituye la fuente de ingresos principal de las comunidades rurales pobres”.

AMENAZA EN CRECIMIENTO.

La salud de los vegetales “se encuentra cada vez más amenazada”, advierte. “El cambio climático y las actividades humanas han alterado los ecosistemas, reduciendo la biodiversidad y creando nichos ecológicos nuevos donde las plagas pueden desarrollarse”.

También alerta que “el comercio y los viajes internacionales han triplicado su volumen en la última década y pueden contribuir a la propagación rápida de plagas y enfermedades en todo el mundo, dañando considerablemente las plantas autóctonas y el medio ambiente”.

LA PROTECCIÓN FITOSANITARIA. – Asimismo señala que “la protección fitosanitaria contra plagas y enfermedades es mucho más rentable que la gestión de emergencias de sanidad vegetal a gran escala. Las plagas y enfermedades de las plantas son a menudo imposibles de erradicar una vez que se han establecido, y su manejo requiere mucho tiempo, y es además, costoso. La prevención es fundamental para evitar el efecto devastador de las plagas y enfermedades en la agricultura, los medios de vida y la seguridad alimentaria, y muchos de nosotros tenemos un papel que desempeñar”.

ADOPTANDO UN ENFOQUE ECOSISTÉMICO.

La FAO señala que se puede prevenir tanto las plagas como las enfermedades de las plantas y abordarlas de manera favorable al medio ambiente, como por ejemplo a través del manejo integrado de plagas.

“Este enfoque ecosistémico combina estrategias y prácticas de gestión diferentes para producir cultivos saludables mientras minimiza el uso de plaguicidas. Evitar las sustancias tóxicas cuando se manejan plagas, no solo protege el medio ambiente, sino que también protege a los polinizadores, a los enemigos naturales de las plagas, a los organismos beneficiosos y a las personas, y animales que dependen de las plantas”.

El compromiso es de todos porque “todos tenemos un papel que desempeñar”. Quienes están en el “sector del transporte deben asegurarse de que los barcos, aviones, camiones y trenes no transporten plagas y enfermedades de las plantas a nuevas zonas”, y las autoridades de los gobiernos “deben aumentar su asistencia a las organizaciones nacionales y regionales de sanidad vegetal que constituyen la primera línea de defensa”.

DATO CLAVE.

Las plantas constituyen el 80 % de los alimentos que comemos, sin embargo sufren el ataque constante de plagas y enfermedades que destruyen del 20 al 40 % de los cultivos alimentarios cada año. Esto deja a millones de personas sin suficiente alimento.

 

Compartir en: